[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Escuchar música quizás es el hobbie favorito de muchos para no decir de casi todo el mundo. Tener un momento para adentrarse dentro de cualquier melodía siempre nos hace liberarnos de cualquier problema, tensión, estrés y preocupación pero sobretodo, nos hace desconectarnos de la realidad para conectarnos con algún recuerdo o momento. ¿Pero qué pasa cuando ayudas  tu entrenamiento con música?

Hay quienes usan la música para relajarse otros para concentrarse , algunos para activar los sentidos y el cuerpo,  en especial cuando se realiza alguna rutina de ejercicios donde necesitas estar al 100%. 

Pero sabías que un buen playlist no solo te distrae de tu conciencia corporal, también es el mejor compañero de entrenamiento, en especial para los atletas y es por estas simples razones que debes entrenar con tus audífonos bien puestos:

1- Mejora la rutina de ejercicios

Mientras haces cardio, piernas o brazos, escuchar música te hace menos consciente del esfuerzo que ejerces. Según un estudio publicado en The Guardian, la ”distracción” que genera la música, beneficia el rendimiento deportivo hasta un 15%.

2- Mantienes el ritmo

Sí, así tengas dos pies izquierdo mientras realizas ejercicios eso no importa. El compás de la música durante el workout, estimula la parte motora del cerebro lo que te ayuda a estar mucho más activo y alerta con lo que haces, vas combinando tus movimientos de pesas con el ritmo de la música, en ocasiones de forma casi inconsciente.

3- La música te eleva la energía

Para todo momento hay un fondo musical y definitivamente para hacer ejercicios nada mejor que el techno o pop, quizás una dosis rock no cae mal, pero siempre una buena elección de musical hace que la energía mejore en especial cuando se hace ejercicios. La música permite ese escape necesario en medio de tanta rutina y si se combina con un buen entrenamiento mucho mejor.

4- Inevitable que no te muevas

Una buena lista de reproducción puede hacer que no pares de moverte durante tu entrenamiento, la música hace que de forma natural te muevas, te sientas motivado y con ganas de terminar tu ejercicios. Te sentirás con buena actitud, relajado y desestresado y con la mente mucho más despejada.  

Recuerda armar tu buena lista de reproducción, recárgate de energía y disfruta de las ventajas de entrenar con un buen fondo musical.

 [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]